PATATAS RELLENAS DE CARNE

INGREDIENTES

(para 6 personas)

 

  • Aceite de Oliva.

  • 4 o 5 dientes de ajo.

  • Sal.

  • Peregil.

  • Romero.

  • Laurel.

  • Carne picada de Cerdo, 500 gr.

  • Carne picada de Ternera, 500 gr.

  • 1 Pimiento Morron.

  • 1 Tomate.

  • 2 Chorizos.

  • Un vaso de Vino Blanco.

  • Un sobre de Azafrán.

  • 10 Patatas mejor Grandes que medianas.

  • Una Cebolla mediana.

  • Harina o Pan ablandado en leche.

 

 

PASOS A SEGUIR

 

 

Para Hacer el Relleno de las Patatas:

 

1.- Echamos Aceite de Oliva en la sartén hasta cubrir casi el fondo.

2.- Picamos el Ajo y a la sartén, para que el aceite vaya cogiendo su sabor.

3.- Mezclamos los dos tipos de carne, ternera y cerdo.

4.- Encendemos el fuego, una vez dorados los ajos echamos la carne, sal, laurel, romero, removemos y dejamos que la carne vaya cogiendo algo de color.

5.- A continuación picamos el pimiento, lo incorporamos a la mezcla y removemos.

6.- Picamos el tomate y también a la tartera, la cual como vereis en las imágenes he tenido que cambiar, cuestión de espacio, en esta ocasión me falló el ojo.

7.- Una apreciación, a mi me gusta echar los verduras por separado y dejarlas un rato al fuego antes de echar la siguiente para que se vayan integrando por separado al conjunto, de esta manera el resultado es que vamos apreciar mas sabores y bien diferenciados.  

8.- Lo siguiente es picar los dos chorizos y echamos a la pota.

9.- El siguiente paso será echar en el vaso el vino blanco y el azafrán los cuales, una vez mezclados, los incorporamos a la cocción.

10.- A continuación lo dejamos cocinar a fuego lento hasta que todos los ingredientes estén integrados unos con otros.

11.- Para finalizar con el relleno lo ponemos a escurrir, con lo cual, por un lado tendremos el aceite y jugos escurridos y por otro la pasta para rellenar las patatas.  

 

Pasamos a las Patas, las cuales podemos ir preparando al mismo tiempo que hacemos el relleno:

 

1.- Lo primero de todo es pelar las patatas, alguna vez las he visto sin pelar y, la verdad, son algo desagradables a la hora de comerlas.

2.- Lo segundo es, con mucha paciencia, vaciar el interior de las patatas con un útil adecuado o mismo con una cucharilla de café algo resistente para que no doble. En este paso hay tres cosas importantes a tener en cuenta, la primera es vaciarlas sin romperlas más de lo necesario intentando dejar un único agujero, las segunda es conseguir extraer un trozo que, más o menos, se ajuste al agujero, por donde introduciremos el relleno para luego taparlo, la tercera es tener un recipiente con agua donde iremos introduciendo las patatas ya manipuladas para que no se oxiden, este agua lo conservaremos hasta el final.

3.- Una vez tengamos las patatas vaciadas por dentro toca rellenarlas, esto es más fácil, nos ayudaremos de una cucharilla, llenaremos las patatas completamente e incluso apretaremos el relleno para compactarlo lo máximo posible.

4.- Ahora toca taparlas con el trozo que reservamos para tal fin, para que quede seguro y no se nos escape el relleno clavaremos un palillo atravesando el trozo y la patata. 

5.- Cuando esté al punto de cocción que deseemos la sacamos a un plato dándole la vuelta y lista.

 

Finalización del plato:

1.- En una tartera echamos el aceite y los jugos resultantes de la preparación del relleno.

2.- Echamos la cebolla muy picada y la dejamos pochar.

3.- Una vez pochada la cebolla echamos la harina o el pan para engordar la salsa y la cocinamos un poco intentando diluirla y que no queden grumos, si echamos harina recordad de mezclarla con un poco de agua tibia antes de echarla ya que se diluye mejor.

4.- Os recordais del agua que utilizamos para que no se oxidaran las patatas, pues la echamos en la pota, ella contiene los restos de patata del vaciado y mucha fécula la cual nos hará una salsa maravillosa para mojar.

5.- La dejamos hervir y bajamos cocinar a fuego lento hasta que se deshagan los restos de patata

6.- Provamos de sal, normalmente hay que echarle un poco.

7.- A continuación introducimos las patatas rellenas en la tartera y a fuego muy lento se dejan cocinar hasta que las podamos pinchar facilmente con un tenedor. En este para es muy importante que no se nos peguen al fondo ya que la salsa estará muy densa. En caso de que veamos que se pueden pegar las podemos terminar de hacer en el Horno.

 

ESPERO QUE OS GUSTEN!!!!